viernes, 4 de febrero de 2011

Célula: características y funciones

La célula es la unidad morfológica y funcional de los seres vivos. Es el fragmento de vida independiente más sencillo y pequeño; las células nacen, se desarrollan, se reproducen y mueren. Puede clasificarse a los organismos vivos según el número de células que posean: unicelulares si sólo tienen una (ej. organismos microscópicos); pluricelulares si poseen más. En estos últimos, el número de células varía de unos cientos a cientos de billones (1014), como en el caso del ser humano.

Características funcionales
Las células vivas son un sistema bioquímico complejo. Las características que permiten diferenciar las células de los sistemas químicos no vivos son: 
  • Nutrición. Las células toman sustancias del medio, las transforman de una forma a otra, liberan energía y eliminan productos de desecho, mediante el metabolismo.
  • Crecimiento y multiplicación. Las células son capaces de dirigir su propia síntesis. A consecuencia de los procesos nutricionales, una célula crece y se divide, formando dos células, en una célula idéntica a la célula original, mediante la división celular.
  • Diferenciación. Muchas células pueden sufrir cambios de forma o función en un proceso llamado diferenciación celular. Cuando una célula se diferencia, se forman algunas sustancias o estructuras que no estaban previamente formadas y otras que lo estaban dejan de formarse. La diferenciación es a menudo parte del ciclo celular en que las células forman estructuras especializadas relacionadas con la reproducción, la dispersión o la supervivencia.
  • Señalización. Las células responden a estímulos químicos y físicos tanto del medio externo como de su interior y, en el caso de células móviles, hacia determinados estímulos ambientales o en dirección opuesta mediante un proceso que se denomina quimiotaxis. Además, frecuentemente las células pueden interaccionar o comunicar con otras células, generalmente por medio de señales o mensajeros químicos, como hormonas, neurotransmisores, factores de crecimiento... en seres pluricelulares en complicados procesos de comunicación celular y transducción de señales.
  • Evolución. A diferencia de las estructuras inanimadas, los organismos unicelulares y pluricelulares evolucionan. Esto significa que hay cambios hereditarios (que ocurren a baja frecuencia en todas las células de modo regular) que pueden influir en la adaptación global de la célula o del organismo superior de modo positivo o negativo. El resultado de la evolución es la selección de aquellos organismos mejor adaptados a vivir en un medio particular.

Composición de una célula

v  Membrana Plasmática
v  Protoplasma (cuerpo de la célula)
·         Citoplasma (orgánulos)
§  Mitocondrias
§  Retículo endoplásmico
§  Ribosomas
§  Lisosomas
§  Aparato de Golgi
§  Centriolos
§  Plastos
§  Cloroplastos
§  Vacuolas
·         Núcleo
§  Membrana nuclear
§  Nucléolo
§  Nucleoplasma
§  Cromatina, Cromosoma


Cada célula microscópica es tan funcionalmente compleja como una ciudad pequeña. Cuando las aumentamos 50.000 veces a través de micrográficos electrónicos, vemos que la célula está hecha de múltiples estructuras complejas, cada una con un rol diferente en la operación de la célula. Usando la comparación de la ciudad, he aquí un simple cuadro que revela la asombrosa complejidad del diseño de una célula simple: 

Ciudad
=>
Célula
Planta Eléctrica
=>
Mitocondrias
Trabajadores
=>
Proteínas
Calles
=>
Fibras Actinas, Túbulos
Camiones
=>
Quinesinas y Dineinas
Fábricas
=>
Ribosomas
Biblioteca
=>
ADN y ARN
Oficina de Correos
=>
Aparato de Golgi
Policía
=>
Proteínas Chaperonas
Centro de Reciclaje
=>
Lisosomas


Funciones del núcleo y los orgánulos

Núcleo: Es el centro de control de la célula, encargado de mantener la integridad de la informacion genética y controlar las actividades celulares. Contiene la mayor parte del material genético celular, organizado en múltiples moléculas lineales de ADN (ácido desoxirribonucleico). El ADN es un tipo de ácido nucleico (macromolécula que forma parte del núcleo de todas las células) que contiene la información genética usada en el desarrollo y el funcionamiento de los organismos vivos, y es responsable de su transmisión hereditaria.

Citoplasma: Exceptuando el núcleo, todos los orgánulos y sustancias quimicas que se encuentran dentro de la celula forman parte del citoplasma. Dentro del citoplasma se realizan funciones como la digestion intra y extra celular y la autofagia (renovacion de elementos celulares). Las mitocondrias, orgánulos dentro del citoplasma,  son las "generadoras de energía" de las células, debido a que producen la mayor parte del suministro de ATP (ciclo de Krebs, respiracion celular).



■ Genes: Características y Funciones

Dentro de las células, el ADN esta organizado en complejas estructuras llamadas cromosomas. Los genes ocupan una posición determinada en el cromosoma, quien es el portador de la mayor parte del material genético. El conjunto de genes de una especie, y por tanto de los cromosomas que los componen, se denomina genoma.

Los genes, entonces, son las secuencias de ADN que constituyen la unidad fundamental de la herencia, siendo la unidad de almacenamiento de información genética. Los genes controlan la reproducción y regulan la función celular, determinando:
-  Las sustancias que van a ser sintetizadas en el interior de la célula,
-  Las estructuras en que serán sintetizadas,
-  Las enzimas que actúan sobre esas sustancias,
-  Los compuestos químicos a partir de los cuales son sintetizadas.

Cada gen contiene una parte que se transcribe a ARN y otra que se encarga de definir cuándo y dónde deben expresarse. La información contenida en los genes (genética) se emplea para generar ARN y proteínas, que son los componentes básicos de las células, los "ladrillos" que se utilizan para la construcción de los orgánulos u orgánulos celulares, entre otras funciones.
Los genes ocupan una posición determinada en el cromosoma, que son los portadores de la mayor parte del material genético. El conjunto de genes de una especie, y por tanto de los cromosomas que los componen, se denomina genoma.

La molécula de ADN porta la información necesaria para el desarrollo de las características biológicas de un individuo y contiene los mensajes e instrucciones para que las células realicen sus funciones. Mientras que el ADN contiene la información, el ARN expresa dicha información, pasando de una secuencia lineal de nucleótidos, a una secuencia lineal de aminoácidos en una proteína.




1 comentario:

  1. esta super la información me sirvió demasiado gracias :)

    ResponderEliminar